Un día fantástico de observación y fotografía

Contactar con Doñana Wings fue muy fácil y rápida la confirmación de nuestras reservas.
Quedamos con Vicent temprano y ya, desde el primer momento, hubo mucha sintonía entre los tres.
Nos enseñó otra forma de cómo localizar y dónde observar las aves. Fue un día estupendo y, además de la agradable compañía y su paciencia, las aves se prestaron a ser fotografiadas.
Sin duda repetiremos la experiencia con Vicent.